Pago de Carrascal

El músculo sápido

Terminamos nuestro recorrido en el pago de Carrascal, al norte de Jerez de la Frontera, lindando por el oeste con Almocadén y Macharnudo Alto.

Situado a unos 20km de la costa, tradicionalmente se ha identificado Carrascal con la posición más al interior de los 4 grandes pagos jerezanos.

 

El topónimo Carrascal sugiere que en este pago debía predominar algún tipo de encina. Ya desde 1414 aparecen actas notariales de viñedos en el pago de Carrascal y en el siglo XIX se cita la existencia de 700 aranzadas de viña. El historiador Diego Parada y Barreto lo consideraba con Macharnudo los dos pagos de más fama.

“Este pago cuyo nombre indica la vegetación que en algún tiempo debió cubrirlo, comprende unas setecientas aranzadas, y es uno de los que gozan más crédito en el mercado: sus tierras son albarizas de excelente calidad y sus bajos y faldas de buen bujeo: su vidueño predominante es el palomino con algún cañocazo, Pedro Jiménez, albillo y cañocazo: dá excelentes mostos y vino dulce superior y se halla al Norte lindando con el camino de Lebrija y formando el centro del grupo de pagos comprendidos entre el anterior camino y el de Trebujena; tiene viñas de extensión grande y entre estas ha sido nombrada la llamada del Corregidor.”

 

DIEGO PARADA Y BARETO. Año 1868.

La finca

El Corregidor

Construido posiblemente en la primera mitad del siglo XIX su nombre está vinculado a la figura del Corregidor de la ciudad de Jerez. Son muchos los textos históricos que hacen referencia al Corregidor como la finca más conocida del pago de Carrascal.

 

Sabemos que allí se cultivan viñedos al menos desde 1414 habiendo sido muy cotizados sus mostos llegando a ser la cabecera de la bodega Sandeman.

Se sitúa en una de las cotas más altas del pago de Carrascal, a 113 metros. La casa de forma cuadrangular y gran volumen, aún mantiene en sus cuatro esquinas garitas de vigilancia con aspilleras. A su alrededor se expande un almijar usado tradicionalmente para el asoleo de la uva.

 

El viñedo se extiende sobre unas 60 hectáreas de albariza y está constituido por diferentes variedades autóctonas del marco, a destacar 9 hectáreas de Pedro Ximenez, 3 de Tintilla de Rota y 29 de Palomino fino (84) de unos 45 años de vejez.

Los vinos

El Muelle de Olaso

La Barajuela | Oloroso

La Barajuela | Fino

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies